EL CALCETÍN DE NAVIDAD DE ZAPATERO LLEVA PREMIO

Zapatero cuelga las botas de su socialismo moderado y se hace neocon

Zapatero ha elegido el camino gremial para acabar con los obreros manuales

Zapatero, José Luis Rodríguez Zapatero, es un hijo de zapatero o, al menos, algún que otro zapatero tuvo que existir en su heráldica. Esto explica mejor el porqué de las ayudas que últimamente está regalando a los más ricos. El sentido gremial con los suyos no lo ha perdido.

Incluso la vicepresidenta del Gobierno se ha propuesto ser peor que su mentor y se regodea en la miseria de ser socialneocón cuando afirma que “el Estado tiene que salir en ayuda del mercado”. Nadie les obliga a hacerlo cuando todo el mundo ha votado socialismo y no conservadurismo. El mercado se rige por el principio de la oferta y de la demanda. Cuando los inversores ganaron dinero nunca pagaron más de lo que se les exigía, ahora, ¿por qué hay que ayudarles para que mantengan sus beneficios?

En cuanto a los votantes socialistas es lo que tienen: la Memoria Selectiva. Sólo recuerdan tonterías. Votaron por unos que gobiernan para otros, o mejor dicho, para aquellos. En la obra de 1984 de George Orwell queda perfectamente reflejada esta misma sociedad en la que vivimos desde hace 24. Ahora el Gobierno de Zapatero le regala los beneficios a los banqueros. Bueno, de hecho es justo porque ya regaló 400 euros a los retrasados que le votaron, retrasados económicamente.

Ahora tocaba ser solidarios con los ‘adelantados’. Como los especuladores que han llevado al país a la crisis no han tenido suficientes beneficios en 2008, tras tener ingentes cantidades de dinero durante 10 años de bonanza económica, pues hay que regalárselo. Para 2009 ya estarán apercibidos y ya podrán invertir en otro sector que no sea las hipotecas o viviendas o lo que sea. Está bien, los pobres condenados a pagar su hipoteca a un banco que hubiese quebrado porque estos tenían que seguir ganando tras infringir la ley del mercado.

Los privilegios parece que regresan de nuevo, Zapatero les llena los calcetines que los banqueros le colgarán a Santa Zapatero estas Navidades. Es una maravilla no necesitar a Rajoy, el pobre se quedará para vestir santos o figuritas del belén. Vaya una oposición. Esos ejecutivos que no tienen ni idea en inversiones les ha cubierto las espaldas el Gobierno de Zapatero en toda la crisis. A cambio de 400 euros, ¿la población debe no revelarse? Qué barata que es esta España que tanto me duele en el alma.

La excusa es predicar que “la quiebra de un banco traería consecuencias nefastas al mercado”. No señor, la quiebra de un banco depuraría la especulación, la mediocridad empresarial, la podredumbre de ratas y limpiaría de residuos el mercado financiero. Unos podrían ahorrarse la hipoteca y por ello deberían alegrarse los demás. Los que iban a perder sus ahorros no serían los pobres que aguantan y sustentan la crisis sino que volverían a ser los mismos que protege el Gobierno de Zapatero: los que tienen ahorros pese al tiempo de crisis.

Primero subvencionan los bancos, les regalan el dinero de los españoles para que puedan seguir ganando dinero y después les reglan sin tapujos lo que deberían pagar como tributación fiscal. Si ellos no pagan lo que deben, entonces, que le regalen algo a aquellos obreros manuales que por pobres no tienen ni obligación de tributar. Si compensamos, que se haga en los dos lugares de la balanza.

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: