EL PROBLEMA SIEMPRE ES DEL ORDEN Y LA JUSTICIA

Los Mossos d’Esquadra son atacados por la contundencia del desalojo de la UB y la liberación para todos del espacio público y las calles ocupadas ilegalmente

Los comunistas ya cargan contra el orden y la justicia para que no coarten la impunidad a sus fieles seguidores y manifestantes

Estamos ante lo que emerge de la precariedad intelectual de una sociedad que no entiende nada más que los eslóganes reduccionistas de los dirigentes comunistas y violentos. El sector radical que se sentaba en el Rectorado de la Universidad de Barcelona, estaba ocupando un lugar público, lo apestaba y lo llenaba de mierda, para que se digan las cosas por su nombre. Las obras de arte estaban en peligro y ese arte vale más que cualquier insustancial derecho comunista que esgrima cualquiera de esos a la hora de justificar la ocupación del Rectorado de una universidad con cerca de 60.000 estudiantes que pagan.

Muchos de los manifestantes no son ni siquiera estudiantes. Son exaltados que no tienen nada que hacer y tienen la vida resuelta; se dedican a ir de concentración en concentración para tener historias que contar porque las de la mili eran demasiado para ellos; así pues, les quedan las batallitas de las rosas y de las revistas de muebles, auspiciados hasta ahora por los dirigentes y rectores como el Sr. Dídac Ramírez.

De todos modos, aunque haya sido cuatro meses tarde, si supiésemos lo difícil que tiene que ser para un amante del poder reciente el tener que ganarse tal impopularidad y terjiversaciones, lo hacer todo un logro; hay que decir que ha sido una actuación adecuada, pertinente y de gran valor académico, democrático y cultural: aunque tard.

Estos energúmenos se creían los señores de su rusia particular heredada del puño en alto y de aquellos revolucionarios que robaban, la llamada expropiación que ejecutaba el partido comunista estuviese donde estuviese,a todo los agricultores propietarios, y, ahora que les han quitado el chupa-chups de la boca, se han destetado y ¡berrean, berrean! como diría Chiquilicuatre.

Los estudiantes, los pobres, y denoten que estudiantes son los que estudian y manifestantes los que no dan un palo al agua; decía, los estudiantes se congregan por error, por ver qué ocurre o por la inercia intrínseca de los acontecimientos y la mala imagen que se achaca a los que aceptan (aunque no estén plenamente de acuerdo, o nada de acuerdo) un Plan que con el tiempo se puede ir mejorando. Las leyes no son sagradas: son el pacto entre los miembros de una sociedad.

Estos cejijuntos de miras y de conocimiento, porque poco pasan por las aulas, no iban a ser invitados a salir del Rectorado con un tíquet de compra del Corte Inglés, por supuesto, esto no se le escapa ni al más descapacitado de los dirigentes políticos de la Generalitat de Cataluña; pero ahora tienen que arremeter contra la policía catalana en otro arrebato fraticida y traicionero. Los Mossos son esas prostitutas que sirven para colmarlas de halagos para, posteriormente, usurparles la dignidad moral con el lanzamiento a la cara de un fajo de billetes pequeñosa a modo de pago. Así actúa la Generalitat de Cataluña y todos los que no saben dirigir ni gobernar ni liderar nada.

Los Mossos d’Esquadra no son la Guadia Civil. Los guadiaciviles y los mossos difieren en la vocación, convicción y valores. Pero ambos trabajan en los mismo. Así pues, por ese lado no se les puede tachar ni un ápice su contundente y merecida y pertinente actuación. Los manifestantes no son niñas de la caridad y destrozaron mobiliario urbano, moviliario particular de los bares y terrazas de los alrededores, con el maravilloso sol que luce en Barcelona estos días.

Los Mossos actuaron para disolver una multitud de manifestantes y gran parte de sus amigos y mucha otra parte que se apunta a un bombardeo, pero de esos de sentido figurado, poque cuando hay que echarle (escroto)… se los meten hacia dentro que parece que trabajen en los aledaños del Camp Nou.

A los comunistas “les puede repugnar la actuación policial y, sobre todo con semejante contundencia”. Lo dice en la tercera persona del plural pero con el carácter de plural mayestestático sociativo, esto es, de inclusión del que habla, un periodista de CNN+ del que no interesa dar el nombre sino el canal.

No se le escapa a nadie que quien no quiere policía es porque algo hace que no está bien. Siempre ocurre así. Los Mossos d’Esquadra y la Policía madrileña hacen lo que deben cuando desalojan a alterados que ocupan y se apropian de lugares públicos o cuando solicitan la documentación a ilegales en Lavapiés.

Tanto unos como otros protegen a los estudiantes y a los trabajadores. La Policía de la Comunidad de Madrid, la Policía Local de la Capital, etc. deben y es exigible en sus funciones como garantes del orden y de la seguridad de los ciudadanos que actúen así, cuando solicitan documentación a los que parezcan extranjeros (lo que no hace racismta a nadie). Estas medidas potejen a los que sí tienen documentación y trabajan aquí pues la garantía de los derechos debe ser para los legalmente establecidos: a estos se le llama justicia.

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: