PASTA A LA BOLOÑESA, ENSALADILLA RUSA

La privatización de la Universidad es una invención a priori

El pupurrí de cultura, saber y conocimientos regalados son inconvenientes

Entre los Mossos d’Esquadra, el Plan Bolonia, un gobierno de ineficientes y unos manifestantes comunistas, los estudiantes son los afectados finales. Primero, porque los Mossos, al defender a los estudiantes han sido criticados por los comunistas de la Generalitat; segundo, porque con el Plan Bolonia se ven privados de ayudas y de sus derechos porque nada guarda por ellos y todo es por la pasta (a la boloñesa); tercero, porque los manifestantes sólo luchan contra los estudiantes para que dejen de estudiar y se les unan.

Todo ha sido en contra de los estudiantes. Nada ha habido a favor de ellos, sólo unos, los Mossos, y han recibido un castigo comunista por ayudar a los estudiantes. En otros lares, la crítica viene fundamentada sólo por la privatizavción. Primero, no es cierto; segundo, y si lo es, qué les importa. ¿En qué legitimidad de derecho se creen que están los comunistas y anarquistas para verse como salvadores de las miserias que sólo ellos defienden? ¿No será que sólo defiende su miseria para ellos?

Estos fieles seguidores de la importación de un obamismo maníaco, de unas películas fascinantes, de teleseries súper de lo más, de pollo frito, de hamburguesas, etc. se levanta contra la importación del una Bolonia que impone el sistema anglosajón (esto es, lo mismo que todo lo anterior), y se vuelven como locos y privan a los que son realmente progresistas en la mediocridad en la que nos encontramos.

Privar del derecho de estudiar a los estudiantes es porque no tienen el soporte y la ayuda de nadie, de nada y de ningún estamento. Bolonia llega, y punto. Ahora se quejan de los cuatro años de grado. Son tan cortos e incompetentes que resulta que los cuatro años los aumentaron ellos (el grado en Europa es de 3 y aquí hubiese sido igual de no ser por ellos) y ahora se posicionan en contra. No saben ni qué piden. Si se privatiza, quienes son ellos para decir que no si lo ha elegido toda la sociedad con su voto.

Algunos radicales de los comunistas lloran porque no saben qué votar si PP-PSOE y resulta que vota lo mismo. Pues hay decenas de partidos para votar, pero claro, ¿cómo votar a alguien que tenga en el programa quitar Bolonia si también tiene el restaurar el Valle de los Caídos? Nada, seguid votando a vuestros amos y sigamos con Bolonia, y con el nuevo C.A.P.

Lloran por un C.A.P. de tipo máster y de pago. Son seres que disfrutan con la muerte de inocentes porque se llaman progresistas y lamentan el pago por el uso de los baños en los aviones. Si hay un máster para pedagogía, mejor, y casi es poco. A las generaciones futuras las está y las estaba educando una pandilla de miserables que no enseñan nada. Antes el C.A.P. costaba poco y daban menos; no valía para nada. Ahora será un máster con créditos, de un curso de duración, o dos, y sólo para los mejores.

1000 o 2500 euros no es dinero para ser un responsable de la educación de las generaciones futuras. Hoy da clases en España el más limitado licenciado con un 1’1 de media del expediente universitario y pasa oposiciones porque lo examinan otros de su calaña. El C.A.P. era miseria y el máster seguro que es poco. Dar clases a alumnos no es lo mismo que un test de verdadero o falso.

Antes, con el C.A.P., la gente acababa pagando miles de euros a un residuo humano para estudiar en alguna academia o a algún rastrero profesor para prepararse para las oposiciones de secundaria. ¿Quién dice que el Estado o las universidades no puedan hacer negocio con eso? Sólo faltaba. Los antiBolonia pueden manifestarse, pero que lo hagan sin privar del derecho a estudiar a aquellos trabajadores e hijos de papá que tienen derecho a estudiar.

Si los boloñeses quieren criticar al vacío, que lo hagan, pero lejos. Y su pupurrí cultural a modo de ensaladilla rusa, se la dejan a sus hijos con la Educación para la Ciudadanía y con una enseñanza arruinada por el PP-PSOE que ha fomentado una sociedad del botellón de retrasados y de mediocres que no tiene más cerebro que para construir pirámides y para arrodillarse ante los sindicatos.

Los niños de secundaria son tan incultos que cuando les das un poco de conocimientos disfrutan como niños y prestan atención como locos. El problema de un gobierno mediocre viene auspiciado por una manada de profesores de secundaria que no valen ni su vida en el contenido de un yogurt.

Tanto ir contra Bolonia y lo único que quieren todos es ser funcionarios para chupar. Mientras tanto, los que chupan son otros, entre putas, inmigrantes y políticos, los que menos rascan y se llevan del pastel son los fetos asesinados y los padres temerosos de quejarse por estar en paro.

Verdaderamente, “españolito que vienes al mundo, una de las dos España”, la autoinvestida como progresista, te va a helar el corazón con un medicamento para que no nazcas y sólo seas un feto sin vida, sin estudios y sin familia.

REDACCIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: