FÓRMULA UNO POR UN TUBO

Vamos a vivir la F1 como nunca la has aguantado antes

La Sexta ha llevado a cabo una inversión bárbara de 40.000 millones por los derechos de retransmisión de la Fórmula 1 en España para las siguientes 5 temporadas. Antes pagaba Tele 5 24.000 millones por temporada. El precio ha subido, pero la puja también. La ley de la oferta y la demanda sólo está permitida para ganar dinero; si se pierde, el gobierno de ZPatero te permite moratorias para Bancos en su gestión de fondos inmobiliarios, para que no pierdan, o se lo piensan para gestoras de fondos de inversión también especulativos.

La cuestión es que el ciudadano raso tiene que pagar siempre, y cuando se ve obligado a subastar su casa, no hay moratorias que le valgan. El aplazamiento de las hipotecas es otra de esas falacias como los créditos ICO. Las estadísticas de los ICO que se conceden es irrisoria; los requisitos para posponer hipotecas es una nueva hipoteca casi peor. Así pues vayamos a la ciencia perfecta: la que se ve. En La Sexta, lo que se ve es que la inversión desmedida ya está cobrada.

La Sexta no dispone todavía de la cobertura absoluta en España, pero se lanza a lo que sea porque tienen respaldo y la fórmula perfecta. No se trata de la uno, sino de la dos. Tanto para dar el fútbol durante 8 horas el domingo, como para dar la F1 durante 40 horas del fin de semana a partir de ahora, cuentan con las bellezas del periodismo. Y no, no se trata de Pedro Martínez de la Rosa ni de Fernando Alonso, sino de las niñas guapas que con su rubio bribón o de su moreno picarón, consiguen maravillar las vistas de las entrevistas monótonas y esperables de todos los perdedores, porque entrevistar al ganador se supone que lo hará Lobato, el nuevo chico en el barrio.

Ahora podremos ver 3 horas y media de F1 en directo, y en repetido casi otras más, amenizadas con bellezas en el paddock que además de posar también hablan. Ahora sólo aparece una, pero si cae una décima la audiencia según diga el EGM, son capaces de incluir una belleza como comentarista, del mismo modo que se está dejando caer la idea de que una mujer pilote: todo por la F1.

Otros medios no se libran de estos métodos porque las Mama Chicho vestían más descocadas y hablaban menos. Tampoco desmerece la arriesgada línea de trabajo de colocar bellezones en informativos, en programas de la mañana, de la tarde, en cientos de series, en protagonistas histórico-televisivos en teleseries, etc.

Ya tenemos todo el fútbol del mundo y toda la F1, con comentarios de los interesados y de las que lo sufren. Evidentemente, que haya mujeres bellísimas en Minuto y Resultado o en la F1 no es para atraer el público femenino, porque no le interesa este tipo de espectáculos, pero los sufren. Lo que impera es hacer más llevadera la retransmisión y el resumen con la colaboración de una imagen agradable.

La versión inversa, eso de colocar hombres en programas de lecturas de revistas de muebles, en programas de chismorreos de lo que hace la vecina del quinto, ya sabemos con cuáles se condimenta y cómo son las plumas del pavo.

A partir de ahora sólo nos queda disfrutar del espectáculo y esperar que el colaborador de Lobato, que ha aumentado su cuota de voz, no nos canse el oído.

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: