EL TOTALITARISMO DE CC.OO., UGT, CGT, EN TELEMADRID

Redacción Editoriales /JPNada tienen que envidiar estas siglas a la Falange

Son el movimiento nacional sindicalista de la posmodernidad

En Telemadrid han sufrido unas anomalías y algunos percances durante la mañana de hoy gracias a la amable colaboración de los sindicatos de este país. La Falange era el Frente Nacional Sindicalista de un país que procuraba convencer a todos de que había algo. Estos sindicatos lo que hacen es obligar a creer en ellos sin convencerte de nada.

Los espectadores de derechas y de izquierdas que se quieren reír un rato no pueden. Cada semana o cada dos semanas, los sindicatos establecen unas cuotas de huelga para interrumpir las emisiones. La pregunta capital de que se le puede hacer a Telemadrid y que sirva como reproche es: ¿Por qué no contratan a derechistas y peperos y que se afilien a los sindicatos de la patronal? Esto es, que si no tuviesen a sindicalistas de comisiones o uniones, entonces podrían seguir trabajando.

Que el problema es que piden aumento de sueldos. Pues eso se negocia. Que lo que piden es desproporcionado, para algo están los contratos. Que hay que pagar, se paga. Pero si no van a cumplir las promesas y los contratos entonces deberían ceder el ente madrileño a la oponente de Esperanza Aguirre, en el palco socialista.

O se gestionan las cosas bien o no se gestionan. Y si las reclamaciones no son pertinentes, por parte de los sindicatos, pues que los despidan, paguen y coloquen a más gente que está encantada de trabajar, de poder labrarse un futuro y de progresar en las competencias personales. Cuando los gandules se asientan en su poltrona del sueldo sindicado entonces hay que motivar una transición hacia un mundo mejor.

La Falange ha acabado en nada porque no convenció, bien, en nada en nada no, porque algún alcalde hay; pero sí que dejó de regentar el Gobierno y ahora lo tienen ellos. Así pues, si en Madrid no se gestiona la cadena como es pertinente, o la ceden o actúan con la contundencia similar con la que parece que saben bien torear los sindicatos.

Mandan todo lo que les apetece y, mientras, los espectadores perjudicados porque faltan unas pesetas para negociar. En un mes ha habido tres jornadas de brazos caídos. Pues podrían ceder la cadena a todos esos becarios de la Complutense o de cualesquiera otras universidades madrileñas y, de este modo, todos los los becarios podrían hacer prácticas a tutti plen.

Las negociaciones de la izquierda comunista o anarquista siempre han sido del mismo tipo: yo todo lo mando. No saben negociar. Pero si tienen en frente un séquito de polichinelas que no saben ni qué líder tienen ni qué rumbo siguen, fácil es torearlos.

En Televisión de Cataluña no se recuerdan sucesos de este tipo, tampoco en Galicia. Euskadi, sería difícil. Redacción Editoriales /JPY tenía que ser Madrid la que no sabe gestionar su canal autonómico. Sr. ZPatero: liberalice las ondas y la TDT de las televisiones autonómicas para toda España. Déjenos ver todo lo que crea este país.

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: