¿QUIÉN REPRESENTA A LOS ESTUDIANTES?

noviembre 28, 2008

La mediocridad se apodera de los centros de educación y el comunismo hace mella en otra nueva lucha de clases: los vagos contra los estudiantes

De nuevo, en otra maravillosa ocasión educativa, apreciamos la prostitución de las huelgas. Mientras hay gente que se queda sin nada, sin trabajo y sin su poder adquisitivo como consecuencia de los despedidos que llevan a cabo las grandes empresas, no en vano aprovechan para ‘regularizar’ su situación de beneficios; otros, insultan la inteligencia al llamarse estudiantes, se dedican a dormir, vivir experiencias a lo 68′ y a acumular batallitas para contar a sus nietos.

La ocupación del espacio público

La ocupación del espacio público

“¡Ayer licenciada, hoy graduado [sic], mañana precariedad!”

La Universidad de Valencia, la de Barcelona, la Autónoma de Bellaterra, etc. se han visto sitiadas por un grupo minoritario que pretende someter bajo su yugo a todo el sistema educativo. El curso pasado, el 2007-2008, ya se llevaron a cabo protestas contra el plan Bolonia. En el intento de ocupar Bellaterra, los manifestantes fueron desalojados por los cuerpos de seguridad del Estado. Por lo visto, en este curso académico no se ha querido desalojar a los manifestantes. Algo debe esconderse tras los rectorados pues esta situación perjudica a toda la comunidad estudiantil y a la imagen de tercer mundo que da España dentro de Europa.

Lee el resto de esta entrada »


LA REINA, QUE NO OPINE; PERO QUE GARZÓN HAGA LO QUE QUIERA

noviembre 19, 2008

Que la Reina no opine. Ésta fue una premisa que funcionó como axioma durante muchos días de la semana pasada. Y como esposa que es del Rey, puede que sea más acertado que no opine; aunque acertado hubiese sido que no lo hubiesen escrito. Ahora, resulta que vamos a prohibir pensar incluso a la gente.

Según cómo se diga, es fácil tachar a cualquiera de franquista o de lo que sea. Porque sólo se puede estar de acuerdo con lo que dice el país. Lo que éste dice es ley; lo que dice su manual de estilo, sagrado. De entrada, a Franco no lo conocimos y a Carrillo tampoco, con lo que tampoco se tiene por qué caer en el comunismo. La cuestión es que otros personajes no solamente dicen sino que prostituyen la integridad del estado.

Lee el resto de esta entrada »