FÓRMULA UNO POR UN TUBO

abril 4, 2009

Vamos a vivir la F1 como nunca la has aguantado antes

La Sexta ha llevado a cabo una inversión bárbara de 40.000 millones por los derechos de retransmisión de la Fórmula 1 en España para las siguientes 5 temporadas. Antes pagaba Tele 5 24.000 millones por temporada. El precio ha subido, pero la puja también. La ley de la oferta y la demanda sólo está permitida para ganar dinero; si se pierde, el gobierno de ZPatero te permite moratorias para Bancos en su gestión de fondos inmobiliarios, para que no pierdan, o se lo piensan para gestoras de fondos de inversión también especulativos.

Lee el resto de esta entrada »


LA MORATORIA PARA LOS BANCOS, EL RETORNO A LA ESCLAVITUD Y SERVIDUMBRE DEL PUEBLO

febrero 20, 2009

Los bancos solicitan los privilegios aristocráticos abolidos del Antiguo Régimen

El gobierno de ZPatero no debería complacer las exigencias de aquellos que cuando ganaron no compartieron más de lo estipulado

Los bancos piden dinero para no dejar de ganara lo mismo, o casi lo mismo, que el curso pasado. Esto de que haya crisis no les importa. Saben que los comunistas de ZPatero son muy capaces de volver a darles dinero, pues piden. Los revolucionarios liberales lucharon para abolir los privilegios de la aristocracia, lucharon por desamortizar gran parte de las posesiones que donaron legalmente muchos difuntos a la Iglesia.

Lee el resto de esta entrada »


LA SEXTA, MÁS QUE UN CANAL… UN PROGRAMA

enero 3, 2009

Qué bien se lo pasa el 60 % de España al contemplar la televisión. Ha sido un acierto por parte del Gobierno de Zapatero por haber otorgado las licencias a dos canales de izquierdas y que uno hubiese sido La Sexta.

Este canal es incisivo, es juvenil, irreverente… y lo es contra otra televisión de izquierdas. Es muy gracioso.

La Sexta, más que un canal es un programa. Lo enciendes a las tres de la madrugada y si no hay un programa para subnormales hay uno genérico de continuidad llamado “Sé…” Utilizar el verbo saber en este canal es una antinomia pero queda bien. Es una mentirijilla aceptada, como la ficción entre escritor y lector. Aunque los televidentes no parecen pecar de las mismas virtudes que los lectores, porque no parece que tengan ni espíritu crítico ni entendimiento. Pero queda bien.

Lee el resto de esta entrada »